n

n

La Sur en otros Medios: Aceptan regalos, pero también quieren escuelas arregladas


Fotografía del diario, que ilustra nota
Chicos de Villa El Libertador sueñan con mejorar sus espacios de juego y plazas. Piden juguetes, pero también que arreglen las paredes y los baños de sus colegios.
Por Rosana Guerra. Publicada en La Voz del Interior el 21/08/2011
Son niños y, como todos, aceptan agradecidos los regalos que sus familias les están preparando para festejar el Día del Niño. Sin embargo, lejos de parecer exigentes con sus padres a la hora de pedir determinados obsequios, se muestran más entusiasmados por encontrarse con sus amigos en la plaza o en el parque para jugar, bailar y compartir una espumosa chocolatada. Mientras ensayan distintas tomas con sus cámaras digitales dicen que sueñan con mejorar sus espacios de juego y hasta las instalaciones de las escuelas a las que asisten.

Se trata de un grupo de chicos entre 8 y 14 años que asisten todos los miércoles al taller de fotografía que se realiza en las instalaciones de Radio Sur, del Centro de Comunicación Popular y Asesoramiento Legal (Cecopal) de Villa Libertador.

Este Proyecto “Entreversos, Universos que conversan”, funciona desde 2007 y está impulsado por el Centro Educativo Cultural La Morera.


Consiste en seis talleres gratuitos de fotografía, audio y video para niños y adolescentes de la ciudad de Córdoba. Se dictan –además de en Radio Sur–, en el Centro Educativo Socio Laboral Lelikelen, frente a la Terminal de Ómnibus, en el Instituto Nuevo Sol del Complejo Esperanza, en el Centro Educativo Cultural La Morera, de barrio Alberdi, en el Centro de participación Comunitaria Jaire de Villa Bustos y en Casa El Aljibe (Alto Alberdi).

Ellos hablan. Martina Caminos tiene ocho años y asiste al taller de fotografía hace dos. Es la más chiquita del grupo.

A pesar de su edad, se sienta y con una seguridad inusitada comienza a hablar mientras sus compañeros le sacan fotos y la graban. “Me enteré del taller porque también venía mi hermana. Me gustó aprender a usar la cámara. Me encanta fotografiar las flores, las plantas y cuando sea grande quiero ser fotógrafa profesional”, expresa, convencida.

Consultada sobre si espera recibir un regalo para el Día del Niño se adelanta: “acepto lo que me toque pero sólo pido que no sea de varón. También me gustaría que la plaza tuviese más juegos y que haya un quiosco de venta de muñequitos de esos que se pegan en las paredes”.
Ella es alumna del segundo grado del Colegio Carbó y vive con sus padres y sus seis hermanos en barrio Virgen de Fátima. Confiesa que está esperando que arreglen las paredes de la escuela. “Hay una que cuando paso tengo miedo de que se me caiga encima. Estaría bueno que la arreglen. También quisiera que las maestras no falten tanto y que mi seño venga todos los días”, señala.
Su amiga entrañable, Loana Paredes (9 años), es su compañera de aventuras y aunque es algo más tímida, también dice lo suyo. “Lo que más me gusta del taller es filmar y hacer videos con imágenes de la naturaleza. Pero no quiero ser fotógrafa sino policía. A mis papis ya les dije que si tienen plata y me compran algo, bárbaro. Pero si no, me conformo con ir con mis amigas a festejar en el Estadio (Mario Kempes)”, agrega.
Al igual que Martina, Loana tiene otras inquietudes además de regalos. “Me gustaría que pinten los baños y las paredes de mi escuela, porque están todas rayadas y también que arreglen los vidrios del cole porque están rotos”, advierte. Celeste Sánchez (10 años), a pesar de ser la más tímida y callada del grupo confiesa con su voz suave que le encantaría ir a la plaza para andar en la calesita y disfrutar lo con sus amigas.

Un espacio de encuentro para compartir experiencias

El taller de fotografía permite que los chicos aprendan acerca de la imagen pero también a ver el mundo desde otra perspectiva.

Portada diario La Voz del Interior 21/08/2011
La posibilidad de acceder al manejo de herramientas audiovisuales y de generar un espacio de encuentro con pares compartiendo experiencias de aprendizaje, es uno de los principales objetivos del taller que organiza el Centro Educativo Cultural La Morera, en este caso en Villa El Libertador.
“La perspectiva de derechos orienta nuestro trabajo y tratamos, a través de estos talleres, que los chicos recuperen su proyecto de vida, que tengan la posibilidad de insertarse en la educación formal y no formal y también que puedan acceder a este tipo de bienes simbólicos independientemente de la capacidad económica que tengan sus padres”, señala Judith Gerbaudo, de Radio Sur.
Mirada crítica. La especialista en radios comunitarias explica que este tipo de iniciativas les permite también promover una mirada crítica sobre su entorno, la escuela, el barrio, la ciudad, el país y hasta de los medios de comunicación. “Intentamos que los chicos puedan convertirse desde la infancia en ciudadanos participativos, facilitándoles el acceso a otros bienes culturales como libros, obras de teatro, géneros musicales para que puedan elegir, abrirse a la diversidad del mundo y la oferta de productos culturales”, explica Gerbaudo.
Leonardo Kerman es uno de los profesores del taller. Agrega que tratan de trasmitir conocimientos y herramientas audiovisuales para que los chicos tengan la posibilidad de acceder en forma gratuita a tecnologías como cámaras de video, audio y fotografía.
“Pero esto va más allá de sacar fotos o grabar videos. Significa un espacio de encuentro donde ellos comparten experiencias, se conocen entre sí y toman conciencia de sí mismos y de sus formas de ver el mundo. Es un trabajo de construcción colectiva, donde participan no sólo los niños sino también sus familias, porque muchas clases las hacemos en alguna de sus casas”, indica el psicólogo.



    Llevalo a Google+

    Por: Radio SUR

      Opiná / Blogger
      Opiná / Facebook

    0 comentarios:

    Publicar un comentario