n

n

Ana María Suárez "No soy Ñoqui"

 

La foto de una mujer tirada al suelo, con la espalda agujereada y ensangrentada por 12 disparos de balas de goma, durante la salvaje represión de la policía a los trabajadores despedidos de la municipalidad de La Plata, recorrió esta mañana las redes sociales.

Esa persona baleada se llama Ana María Suárez, trabajada en el estado desde el año 2007 y ahora es parte de los 4500 compañeros que fueron despedidos sin explicación alguna por el gobierno macrista de Julio Garro.

"Estábamos ahí pacíficamente reclamando por nuestra fuente de trabajo cuando la policía empezó a tirar gases o una espuma y nos avisaron que nos alejáramos y cuando me doy vuelta a metros de la policía siento un impacto en la espalda, sin haber hecho ningún lío ni tirarle nada a la policía. Si me daba vuelta podía hasta perder uno ojo", relata Ana María entre lágrimas.

"Yo nunca delinquí. Me rompí la espalda trabajando desde chica. Me preparé y en 2007 comencé a trabajar en diferentes dependencias del estado municipal. Ahí están las planillas de mi asistencia impecable a lo largo de todos estos años. Yo trabajé en personal y conozco a los que son ñoquis y los que no. Puedo asegurar que noiguno de mis compañeros, que se levantaba temprano para mantener limpia la ciudad y hacer otros trabajos, no son ñoquis. Y ahora nos despiden y la explicación que nos dan son balas y gases. Se metieron con el plato de comida de mis hijos", dice Ana María madre de tres hijos, entre ellos, un nene de 6 años.

La historia de Ana María no la vas a encontrar en los grandes medios pues llegaron tarde o hacian su trabajo al transmitir otro capítulo de la hollywoodense serie de entretenimiento sobre los tres fugados narcos argentinos. El lunes, a las 11 de la mañana, en Plaza Moreno, acompañemos a los trabajadores despedidos, frente a la municipalidad.
(Texto Kaloian Santos Cabrera )

Llevalo a Google+

Por: Radio SUR

    Opiná / Blogger
    Opiná / Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario